LUXEMBURGO Y BELGICA 2006 (Con toques alemanes y holandeses)

8 DE JULIO 2006

Este viaje comienza el 8 de julio de 2006. salimos de Santiago de Compostela con destino Frankfurt Hahn con la compañía Ryanair.



Hahn es un aeropuerto pequeño, muy fácil de entender. nos dirigimos al mostrador de Herzt para coger el coche que habíamos alquilado para todo el viaje (Ford Fussion negro). y
 ya de allí nos pusimos en carretera para Luxemburgo.
Este viaje hemos decidido hacerlo de albergues. la red de hostelling funciona muy bien en estos países y no tiene nada que ver con la idea que tenemos en España de los albergues.

nuestra primera parada fue en Larochette, el pueblo donde teníamos el albergue dos días.

El albergue estaba muy bien era una casita azul y la habitación era doble con cama de matrimonio, el baño era compartido pero en nuestra planta estábamos solos así que en realidad era baño privado. en el jardín había una mesita así que allí nos cenamos el bocata de tortilla que traíamos en la mochila. después dimos un paseo por el pueblo (típico pueblo tranquilo que no tiene nada de especial), en la plaza del pueblo había una súper carpa con mesas largas y un puesto de cervezas y salchichas  y todo el pueblo estaba allí viendo el partido Alemania- Portugal (Mundial Alemania 2006), así que allí nos sentamos con nuestras cervezas en el medio de la gente y después a camita para comenzar una nueva jornada.




9 DE JULIO 2006

por la mañana nos dirigimos a Vianden, donde hay un castillo espectacular. se puede visitar por dentro pero nosotros no lo hicimos pues no íbamos muy bien de tiempo.



Después de esta visita nos fuimos a Trier, ciudad alemana famosa por su "Porta Negra".



a primera hora de la tarde nos dirigimos a Luxemburgo capital pues allí habíamos quedado con mi amiga Irene que se encontraba trabajando en un organismo de la UE.

Luxemburgo es una ciudad tranquila, pequeña, paseable que se divide en dos partes diferenciadas.






la parte alta de la ciudad donde está el Palacio Real, la Catedral, La Bolsa... y la parte baja, llamada grund, que es en realidad la zona mas antigua de la ciudad, con callejuelas, rio.... en el medio de las dos partes hay grutas. de una parte a otra se pueden utilizar ascensores.



Luxemburgo nos sorprendió mucho y para bien, en realidad era un punto de nuestro viaje por hacerle una visita a Irene, y nos gustó mucho, igual porque no esperábamos nada de esta ciudad.... no merece la pena un viaje exclusivo a Luxemburgo pero si te coge cerca no dudes en visitarla. a ultima hora de la tarde y ya camino del restaurante donde cenaríamos fuimos en coche a la zona donde se encuentran todas las instituciones europeas.
Irene nos invitó a cenar a una chateau preciosa (era un castillo) con una comida muy rica y muy bien presentada. el sitio era de ensueño. Os dejo la dirección: www.bourglinster.lu





10 DE JULIO 2006

Hoy dejamos nuestro albergue de Larochette y nos vamos a Bélgica, nuestro destino es Brujas, a unos 320 km aproximadamente. pero realizamos algunas paradas por el camino.


la primera parada fue en Namur, ciudad conocida por su Ciudadela, la cual recorrimos en coche y a pie.




 y ya vuelta al coche hasta Gante que fue nuestra siguiente parada. Gante nos pareció impresionante bonito, la pena fue que no disponíamos de mucho tiempo, queríamos llegar a Brujas y estábamos ya cansados de coche, viaje... así que no la disfrutamos como merece.




Al llegar a Brujas lo primero era buscar el albergue, estaba a 7 km de Brujas, en una tranquila zona residencial. la parte principal era una casa muy bonita donde estaba la recepción y el salón de los desayunos. las habitaciones eran una especie de barracones modernos nuevos en el jardín trasero. esta vez la habitación eran dos camas que se podían juntar y  baño. el albergue tenia aparcamiento propio.





una vez instalados salimos disparados para Brujas y la verdad es que no nos decepcionó, es muy muy bonita: estrechas callejuelas, edificios con la típica arquitectura de los Países bajos, puentes, canales.... íbamos a montar en una barquita pero a Carlos no le convencía nada la idea, le parecia una turistada y cuando lo consegui convencer ya habían cerrado así que me quedé sin mi paseito en barca.... cena en un MacDonals y al albergue.









11 DE JULIO 2006

Hoy toca Amberes, pero nos daba mucha pena no ver Brujas de nuevo asi que paramos por ultima vez para dar un paseito y ya carretera de nuevo. Amberes queda cerca, al entrar nos resultó muy difícil dar con el albergue, es una ciudad grande y nos costó orientarnos en la dirección correcta. cuando por fin llegamos nos quedamos de piedra, hasta ahora habíamos tenido mucha suerte con los albergues pero esteera un solitario y feo edificio marrón en el medio de un parque vacio al que solo s epodia acceder a traves de unos puentes peatonales, el albergue parecía cerrado, abandonado, olia a humedad, un gato campaba a sus anchas...




después del check in nos fuimos al centro. la historia de Amberes es muy original: según la mitología Brabo salvó a la ciudad arrancándole el brazo a un gigante. así Antwerpen significa "el brazo de..". en la plaza del ayuntamiento aparece la figura de Brabo lanzando el brazo.amberes no es que me pareciaera una ciudad fea, tenia una zona antigua bonita, una calle peatonal llena d etiendas, la casa museo de Rubens... pero a las 18h en punto de repente se vació literalmete la ciudad, todo se cerró y lña gente desaparecio. fue muy muy raro, es cierto que en Europa cierran antes... pero algo de ambiente queda en la calle, pero aqui solo faltaban las bolas estas que pasan por el desierto en las pelis de vaqueros, si a esto le sumas  que  buscando el albergue pasamos por un barrio muy "chungo", hoboken creo recordar que se llamaba, o por la mala sensación que me dio el albergue al llegar, la cosa fue que a Amberes ya no le entré con buen pie, pero lo curioso fue que al llegar al albergue... estaba lleno de vida! no parecía el mismo, rebosaba de gente joven , risas, buen ambiente...por la noche alguien intentó entrar en nuestra habitación  quiero pensar que por error...  fue todo muy raro. conozco gente que ha estado en Amberes que vino encantada pero a nosotros como nos pasaron sosas tan raras allí no acabó de encajarme, que le vamos a hacer.








12 DE JULIO 2006

Salimos volando de ese albergue, felices por dejar atrás esta experiencia rara. y nos fuimos a Bruselas . el albergue era un edificio muy bonito y céntrico y aunque las camas no se podían juntar y estaban cada una en una esquina de una habitación enorme, al menos tenia baño.





Bruselas nos encantó, nos pareció una ciudad maravillosa para visitar y para vivir. la primera parada fue en la catedral que estaba llena de fotografías de la boda real de los príncipes belgas Matilde y Felipe. otra visita fue la Grand Place que nos pareció de una belleza sin igual, cada lado de la plaza es de una arquitectura distinta y no sabes ya ni para cual mirar ni cual es más bonito, la vimos de día, de noche al atardecer...
estuvimos en una cervecería muy conocida que ahora no recuerdo el nombre y me tomé una cerveza de cereza (kiev) riquísima!, vimos el Maneken pis, que es un muñequito que según la tradición representa al niño que salvo a la ciudad al apagar una mecha con su pis... en fin.. esta en una esquina y le tienen un montón de vestiditos que le van poniendo y hasta un museo donde se guardan.











por la tarde fuimos en coche al Atomium, una estructura de acero que se contruyó para la exposición universal de bruselas en 1958. se puede subir por ella en unos ascensores. al lado del Atomium está Mini Europe. un parque (de pago) con réplicas de los edificios y plazas mas famosas de Europa. la verdad es que era bonito y estaba muy bien aunque a Carlos no le gustó nada, le aburrió un montón ver todo el rato miniaturas (bueno eran tamaño una persona) y ademas era al aire libre y hacia un montón de calor y sin sombras.




de regreso al centro fuimos a cenar a una callejuela llena de restaurantes típicos y nos pedimos los famosos Moules, que es una olla llena de mejillones, pero vamos que siendo gallega la verdad es que me quedo con los de las Rias Baixas. (además, servido con ración de patatas fritas??? estos belgas y sus frities....)





13 DE JULIO 2006

Por la mañana regresamos a la grand Place para admirarla una vez mas antes de partir al siguiente destino y compramos bombones y chocolate para llevar (como no). después de un kebac cogimos coche y nos fuimos a Lieja. el albergue no estaba en muy buena zona y la ciudad no ofrecía demasiado así que aprovechando la cercanía con holanda, cruzamos la frontera y nos fuimos a Maastrich, que es una ciudad que sin tener nada mas que su famoso tratado es una ciudad super agradable para pasear, terrazas, ambiente....cenamos una tabla de quesos con unas cervezas y regresamos a Bélgica.









14 DE JULIO 2006

Paseamos por Lieja y en su oficina de turismo nos hablaron de Monschau, un pueblo alemán que hay en la frontera, así que siguiendo la recomendación allá nos fuimos pues nos quedaba bastante al paso de nuestro siguiente destino.

Monschau es un pequeño pueblecito rodeado de bosques absolutamente idílico y desconocido. habías oído hablar de él?? yo tampoco. es como meterte en un cuentecito rústico. hay un castillito en lo alto y el pueblecito lo atraviesa un riachuelo, todas las casas con sus vigas a la vista tienen flores, es peatonal... me habría quedado a dormir allí comimos en un restaurante , en su terracita al lado del riachuelo entre macetas de flores que sólo hablaban alemán y de aquellas no se tenia internet en el móvil para buscar las palabras ni nada, así que no sabíamos ni lo que estábamos pidiendo. si alguna vez vais por esa zona visitardlo obligatoriamente.







ese mismo dia y ya internados en el parque natural de las Hautes Fagnes visitamos Eupen, un torreon que ya no recuerdo donde estaba y la ciudad de Spa, pueblo balneario donde veraneaba Pedro I el Grande de Rusia y de este pueblo viene el conocido nombre de los spa, tan de moda hoy en día. esta última noche dormimos en Malmedy, un albergue nuevo en buenas condiciones donde el tipo de alberguista cambiaba radicalmente, aquí eran tranquilidad, familias, senderistas...era bonito ver el contraste de un día a otro. cenamos en una pizzeria en el centro del pueblo a la luz de las velas (literalmente, pues se había ido la luz..).



al dia siguiente calculamos mal los tiempos y teniamos que estar ya en el aeropuerto menos mal que en alemania no hay limite de velocidad.... llegamos a Hahn a tiempo para coger el vuelo de las 13,00 de nuevo con Ryanair, el 15 de julio de 2006

Comentarios